Hasta que habló el Comandante de los falsos positivos.

Hasta que habló el Comandante de los falsos positivos

Habló el Comandante de los falsos positivos en Colombia. El general Nicacio Martínez aseguró, en declaraciones a la prensa, que no tiene nada que ver con los sucesos revelados por el diario español. Además, asegura que las declaraciones estan tan fuera de la realidad que ni siquiera esta siendo investigado por la justicia colombiana.

Hasta que hablo para decir " que no debió ni mencionarlo"
Hasta que hablo para decir ” que no debió ni mencionarlo”

Hablo para decir:” No debió ni mencionarme”

Es de recordar que este anunció, se hizo público horas antes de que el comandante fuera votado para su ascenso.El diario EL PAIS es uno de los mayor circulación en España y este jueves mostró una carta donde el comandante colombiano, el general Nicacio Martínez Espinel cuestiona el artículo donde se le acusa. La carta comienza “No debió mencionarme”. Como es sabido, el artículo fue publicado por el corresponsal Francesco Manetto. Este vincula al alto jefe militar con grupos que ocasionaron una masacre de indígenas y violencia sexual.

La noticia fue dada a la luz pública el 5 de junio. En ella se explica como la Décima Brigada Blindada entre octubre de 2004 y 2006, unidad militar, es acusada  por la Fiscalía de cometer “supuestas ejecuciones extrajudiciales” en los departamentos caribeños de La Guajira y del Cesar. No obstante, el comandante se encontraba al mando en ese batallón. Por lo que el ahora, General de cuatro soles Nicacio Martínez aclara que era segundo en esa unidad, con funciones administrativas. Además, no tenía relación con el desarrollo de las operaciones.

El artículo crea confusión e intención acusativa

El periódico El País publicó el artículo horas antes del ascenso de Martínez. Dado que el mismo esta desde enero cuestionado por operaciones donde se violaban los derechos humanos. A pesar de la controversia, el Congreso aprobó la promoción de Martínez a general de cuatro soles, con un acto oficial el 7 de junio.

El título del artículo del problema es “El jefe del Ejército de Colombia dirigió una brigada acusada de matar civiles”. El Comandante reaccionó a tal acusación diciendo que la misiva contiene una intención acusativa y confusa. Por supuesto, la misma ocasionó que los civiles , los militares y a nivel internacional sacaran conclusiones erradas y falsas sobre mi actuación como jefe del ejército.
Ademas, el corresponsal a difamado en su contra  y atacado su reputación,al de la familia  y a una institucion bicentenaria con más de 250.000 hombres y mujeres, aseguró el comandante.

Una acusación con muy mala intención

De esta forma, cuestiona la actitud de Manetto. Que sabiendo con pruebas de que no esta siendo investigado por ningúna entidad de la justicia del país, lo acuso con mala intención. “No debió ni mencionarme” asegura el militar  Martínez. Tiene todas las certificaciones que no es investigado por parte de la Fiscalía, Procaduría, Justicia Penal Militar, ni Justicia Especial para la Paz. Es decir, por ninguna de las instituciones que hacen parte  de la rama judicial.

Solo encontrariamos en su haber, la apertura de una investigación preliminar por normas internas impuestas por el Comandante en el Ejército, siendo cuestionadas de una vez por The New York Times. En ese momento se verificaba si habían ocurrido practicas  irregulares, ya sea por falta de disciplina. Por lo que se procedía de inmediato a identificar a los autores supuestos en la falta y aclarar las razones , modo y lugar de los sucesos.

Un historial impecable, de honor

 Los llamados de atención se iniciaron de parte de la organización Human Rights Watch (HRW). Asegurando que Martínez fue el comandante de la Décima Brigada Blindada entre los años 2004 y enero de 2006. Además, las muertes de 23 personas de forma extrajudicial, todas realizadas por los soldados de esa brigada. Tanto así, que la organización pagó a un informante  la cantidad de 1 millón de dólares por un documento firmado.  El General que certifica que la operación logró excelentes resultados en dos operaciones militares es Nicacio Martínez.
 Otro punto que alborotó el asunto fue la investigación del periodista de The New York Times, Nicholas Casey. El periodista señala que el alto mando del ejército pidió a los comandantes “duplicar la cifras” de resultados y operaciones. Así que revisó órdenes y supo que tres altos rangos no estaban cómodos con las nuevas directrices. Nuevamente salió a relucir “body-counting”, mecanismo que produjo un escándalo  por el numero de ejecuciones extrajudiciales. También “falsos positivos”.

Todos los documentos que sustentaban la información estaban firmados por el general Martínez. En un mundo de contradiicciones, se dijo que esas órdenes no existían. Más adelante, se indicó que las órdenes serían modificadas o retiradas.

 Por lo pronto, todas las Fuerzas Públicas del país han dado su apoyo al General Nicacio Martínez. Y para finalizar, El presidente Iván Duque en el momento del ascenso añadió a su discurso: ” Son los buenos generales los que, cuando llegan los momentos difíciles, están al frente y no rehuyen ninguna adversidad. Eso significa ser general en Colombia”.