La Amazonía en franco peligro de sufrir un daño irreversible.

La Amazonía en franco peligro de sufrir un daño irreversible

La Amazonía tiene un gran doliente, el mundo entero. Ya no es un quejido, es una clamor público. ¡Salven a la Amazonía! grita la población a nivel mundial. Si la deforestación continua su paso y alcanza un 25% se iniciara un proceso de sequía devastador e irreversible.

Un ciudadano Huitoto de la región colombiana días antes de la reunión de Leticia
Un ciudadano Huitoto de la región colombiana días antes de la reunión de Leticia

La región amazónica en graves peligros

La Amazonía tiene sus mayores representantes en ocho organizaciones. Las mismas exponen en una carta abierta la situación de emergencia que en este momento enfrenta la región. Gaia Amazonas, El Instituto de Pesquisa e Formaçao Indígena, La Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), Wataniba, Naturaleza y Cultura Internacional, Instituto del Bien Común, Ecociencia y GSBE son la organizaciones que trabajan por la protección de la Amazonía. Además, se integraron en una Alianza Noramazónica, con el fin de escribir una carta. El escrito analiza la situación actual de la región. Así mismo, alerta sobre el peligro que corre el pulmón natural del mundo.

La Amazonía está en llamas

La carta inicia con un grito de auxilio y atención:

“La Amazonía esta en llamas y el silencio ya no es una opción. El panorama es preocupante:”.

Es asi como exponen, la información obtenida de la NASA donde confirman más de 85.000 fuegos en el sur de la Amazonía en menos de 8 meses de este año. Además, hacen referencia a que los estados donde han deforestado con mayor crudeza son los mismos lugares donde se producen los fuegos sin control. De esta forma han detectado que la deforestación se produce por una practica de manejo de rastrojos y preparación de tierras para nuevos cultivos, como una actividad agropecuaria. En los estados brasileños de Amazonas, Roraima y Pará es donde más fuegos se han producido. Todo esto afecta directamente el equilibrio natural de la región y a los territorios indígenas y áreas protegidas.

Estado actual de una de las zonas afectadas del Perú en la región de Madre de Dios
Estado actual de una de las zonas afectadas del Perú en la región de Madre de Dios

Alarma por la falta de interés al tema

Anteriormente la deforestación no estaba ligada directamente con la quema del bosque. Las distintas zonas amazónicas tienen distintos climas y en sus épocas secas suceden pequeños incendios. Es por ello que la alarma se enciende cuando por la aplicación de malas políticas del Estado, la deslegitimación de la institucionalidad ambiental, la disminución de los mecanismos de control y la falta de monitoreos suceden hechos tan funestos para el mundo. Todo esto ligado a la promoción de la explotación desmesurada de los recursos del bosque, a la ocupación de tierras indígenas y el desconocimiento de los derechos fundamentales de las áreas naturales y vírgenes del planeta.

En la carta escrita por las ocho organizaciones, exponen que ya hay un 17% del bioma amazónico deforestado. Del mismo modo, luego de seros estudios, concluyen que, si la deforestación llega a un 25%, el bosque amazónico comenzará un proceso de sequía irreversible. Alarmando más aún, el ataque que sucede, directamente a los movimientos del agua en la atmósfera, la alteración del ciclo hidrológico global y la regulación del clima planetario. Por lo tanto, trae como consecuencia la extinción de la vida en la Tierra.

Por esto mismo, la Alianza Noramazónica se une a todos los que han alzado la voz. Así como destapar las causas reales de los incendios. Por consiguiente, oponerse abiertamente a las políticas que atacan la integridad de la Amazonía y sus culturas.

Un ciudadano Tikuna entre las banderas de Bolivia y Colombia en un encuentro de líderes presidenciales.
Un ciudadano Tikuna entre las banderas de Bolivia y Colombia en un encuentro de líderes presidenciales.
 

La Alianza Noramazónica lucha junto al Pacto por la Amazonía

En la carta, también exponen que el problema esta relacionado con el acaparamiento de tierras, la construcción de grandes proyectos de infraestructura y por el aumento de prácticas extractivas como la minería y hidrocarburos. Es así como, exigen a los gobiernos la practica de la conservación integral de la selva amazónica, que asegure el bioma para que continue brindandonos sus beneficios.
Por consiguiente, la Alianza Noramazónica le da la bienvenida al Pacto por la Amazonía. Este mismo, firmado por los gobiernos de la cuenca en Leticia. Así como, celebra la iniciativa de los presidentes de reactivar las instancias de cooperación intergubernamentales existentes en la región. Además, en la carta hacen un llamado a seguir cooperando entre si para reparar la situación actual. Así mismo, garantizar la protección del bosque y se reconozca su valor en pie.
También, exponen su compromiso de apoyar iniciativas de conservación. Así como se colocan a disponibilidad de la región para transmitir su conocimiento y capacidad técnica. En consecuencia, lograr el resurgimiento de la región y lograr aumentar el 45%  de la Amazonía bajo protección que ya se tiene. Siempre respetando su bioma amazónico y culturas que los han precedido y conservado.