El embudo que decide la entrada a la carrera médica en México

El embudo que decide la entrada a la carrera médica en México

El “embudo” que decide quien es médico o no, pone entredicho muchos los sistemas más importantes de México. El sistema educativo egresa a decenas de miles los cuales son rechazados anualmente en hospitales. Tantas improvisaciones estrangulan la carrera médica en México.

Un examen puede cambiar su vida para siempre
Un examen puede cambiar su vida para siempre

El embudo que decide la entrada a los doctores al campo de la Salud

A pesar de que en el país faltan 123.000 profesionales, según el gobierno, las pruebas de especialización acaban con el futuro de miles de sueños. Proximamente presentarán más de 40.000 médicos un examen que les puede cambiar la vida. Pasar o no es una diferencia abismal, ya que si no apruebas, no estudiarás una carrera que te promete éxitos, buen sueldo y seguridad laboral. Los promedios indican que ocho de cada diez son rechazados o lo que es peor, reprobados.

La ley del embudo implica el lado ancho para mostrar las deficiencias de un sistema  que solo logra frustaciones y obsesiones. Así es como muestra las deficiencias formativas del sistema educativo y del sistema de salud de México. Imposible entender esta falla. Un país donde es evidente la falta de médicos y de recursos para atender a la población y a la vez le cierra las puertas a miles de egresados dispuestos a entrar en el sistema de salud. Es por ello que la gran mayoría abandona el país en busca de otras oportunidades. Aceptan empleos precarios o insisten en la aprobación de un Examen Nacional de Aspirantes a residencias Médicas (ENARM) hasta pasarlo.

En los últimos meses el sistema de salud  ha estado en guerra con el estado. El gremio médico exige al gobierno mejores condiciones laborales y la cancelación de promesas no cumplidas. Además, la controversia se basó en desabastecimiento  de medicinas. El estado en su defensa argumentó que la corrupción era la norma en el compra de medicinas y y que ya estaba bueno de tanta politiquerías en saneamiento y mejoras de salud.

El gobierno esta conciente de la situación

El mismo presidente declaró que hay un deficit de 123.000 medicos. Pero las brechas  de atención cada vez son más dificiles de cruzar. Según el doctor Manuel Ramiro, profesor de posgrado en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México,” La paradoja es que faltan médicos generales y especialistas, pero no hay dinero ni infraestructura para formarlos, no hay cabida en el sistema”, opina.

En consecuencia, al no pasar la prueba, te sientes en derrota, es como si defraudaras a la escuela médica donde te estas formando, ala familia comenta la egresada de la Universidad  Panamericana, con los índices de aprobación más altos.  Las universidades se conviertieron en escuelas para cursos propedeúticos para lograr pasar el ENARM. La competencias en las escuelas es quien tiene más estudiantes aceptados en la especialidad. Otros estudiantes han realizado sus especialidades en países como Alemania, perdiendose ese recurso en el país. Así como otra cantidad importante decide ser ayudante de otros especialistas, ganando hasta más que un médico integral.

La carrera médica con una especialidad se ha convertido en meritócrata, clasista. Otro factor que agrede al estudiante que realiza la prueba es su forma de presentarla. La prueba tiene 450 reactivos para ser desarrollados en ocho horas seguidas, con respuestas subjetivas y según ajustes estadísticos.

Los sitios más alejados se han quedado sin médicos

La realidad no se queda en este punto. La gran mayoría de los especialistas se quedan en los núcleos urbanos: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Es así como la proporción es tres veces más que en uno de los estados más pobres. Además, el tipo de especialistas que abunda no estan de acuerdo con las enfermedades que existen en la realidad del país. Vacantes que no son llenadas por médicos con vocación y muy buenos profesionales que han tenido que irse del país.

La situación esta clara, el gobierno sabe que debe poner en marcha planes y proyectos que solucionen la problemática de salud. Aunque no es un problema nuevo ni exclusivo de México. Los médicos se estan marchando del país y las comunidades más lejanas del país se estan quedando sin buenos médicos. El presidente pidió una prorroga de 15 días para presentar un nuevo Plan  Nacional de Salud. Los médicos quieren  trabajar y mucho mejor lo harían en su país. Las condiciones no están dadas y el filtro esta cada vez más en discusión.