En duelo de titanes, Wimbledon 2019, más cerca de Federer

En duelo  de titanes, Wimbledon 2019, más cerca de Federer

El ganador optará por su noveno título y el vigesimo primer “Grand Slam” ante Djokovic. Además de defender su terreno ante Nadal, pasa sin freno a la duodécima final de Wimbledon.

Nadal dio todo lo que pudo en este duelo de titanes.
Nadal dio todo lo que pudo en este duelo de titanes.

En duelo de titanes, para poseer el Wimbledon de este año

Ya los campos estan parcializados. La repartición es clara para Rafael Nadal le corresponde la tierra de Roland Garros y para Roger Federer le toca la tierra de Wimbledon. Con paciencia indiscutible, el suizo, avanzó este viernes a la duodécima final deWimbledon. Se impuso a Rafael Nadal por 7-6(3), 1-6, 6-3 y 6-4, en tres horas y dos minutos de tensión irrepetible. Federer solo se puede comparar con Martina Navratilova al ganar tantas veces en ese campo. En este momento, se encuentra Novak Djokovic, número uno y defensor de esa corona.

El juego de Federer debía decidirse en el primer set. Este campeón ya tiene 38 años y no esta para partidos de cuatro horas o más a cinco mangas. Su gran talento ya lo colocó en la historia del tenis y su cuerpo ya pide menos retos.

Un toma y dame de saques y reveses

Se esmeró en adelantarse en el primer set y elevar su marcador. Supo colocar una bola de “break” antes de entrar a muerte subita. Al octavo cruce de bolas un revés  se le quedó en la red. Acompañado de su tío Tony que siempre lo aupó con su “vamos” característico.

En el “tie breack”, Nadal dominaba. con 2-3 y dos servicios. Federer sirvió y dejó al rival con tres puntos. Su derecha avasallante le daba la bola constantemente. Los saques se impusieron a los restos y eso animó al tenista.

Los intercambios  largos, el balear los acortaba. Acortar los puntos era la idea para evitar el esfuerzo físico que tanto deseaba su contrincante. Nadal así construye sus puntos.

 La batalla entre dos grandes del tenis

La batalla entre los dos grandes del tenis, no decepcionó a nadie. Grandes campeones, grandes jugadores, dando lo mejor de sí, para obtener el título. Las gradas con tendencia hacia Federer, que iba atrás en los pronósticos por haber cedido 25 de los 39 juegos precedentes entre ambos. Aqui se ve como influye la tierra o el césped en los jugadores.
Federer es un artista en grama, tiene todos los records posibles sobre el tapete verde, incluyendo el de más victorias totales. Además, ganador imbatible en Wimbledon con más triunfos y mayor racha de imbatibilidad. Nadal sigue en la pelea y vió en el segundo juego de la continuacióm las dos primeras opciones de rotura.
 No obstante, fue imposible aprovecharlas. Su rival daba el todo por el todo y no le concedió el chance. El ataque de Nadal no pudo con el contrataque de Frederer. Sus dos opciones de break fulminaron sus intenciones. Aunque Nadal las salvó, sabía que el partido se iba de sus manos.

 Aparecen cambios de estrategias

El duelo iba muy parejo. Se dieron todas las formas de juego. Cualquier detalle de cambio se veía muy evidente. Del 2-1 para el suizo se paso al 1-6. Ya el porcentaje de servicios  estaba bajando. A Nadal le convenía y le resulta fácil mantener su saque para igualar el resultado. Amarraba ocho puntos seguidos.

Los errores suceden más seguidos, su revés tiene fallas. El suizo pierde brilló y potencia. Nadal al mismo nivel. Por supuesto, todos piensan que la semifinal se acabo. Así es como en el marcador se observa empate de sets. De esta forma, Federer decide poner su firma al evento y resurge de la nada. Así colocó un 3-1 y un saque.
Nadal tuvo tres bolas para regresar a la pelea por el set. Federer se hizo de la cancha nuevamente y lucho como el campeón que es. Las gradas iban a reventar.
Mayor estrategia, y solidez en la cancha, Federer ganó un paso más a la final.
Mayor estrategia, y solidez en la cancha, Federer ganó un paso más a la final.

El español salvó su marcador con 4-1 y 15-40 en contra. Se recuperó. Pero, tuvo que ceder el tercer set y entrar al cuarto sacando. Lamentablemente, perdió el saque. El suizo se adelanta 3-1. Nadal salva las dos primeras pelotas con puntos al servicio. Noveno asalto, luchando sin rendirse.

Es tal su caracter ganador, que acepta la derrota, iba corriendo a la silla de cambios. Competidor nato que no perdió simplemente no ganó. Por ese revés largo que cantó el triunfo de Frederer.