Argentina conmocionada por caso de niño enjaulado

“Si lo dejamos libre, sale corriendo y se escapa. Es capaz de desaparecer”, dice el padre

 

Un joven argentino de 14 años de edad, llamado Álvaro, ha pasado gran parte de sus días en una jaula para que no se escape al monte.Esto debido a que sufre una discapacidad mental, no habla ni va a la escuela al noreste de la provincia argentina de Salta.

Por la situación económica de sus padres no ha sido examinado por médicos especialistas ni ha recibido atención de asistentes sociales, informó el periódico el País.

Sus padres optaron por encerrarlo por precaución, para evitar que se escapara y se perdiese en el monte cuando ellos salían a trabajar.


“Cuando tenía tres o cuatro años se le apareció el problema de estar mal en la cabeza. Lo ponemos en una jaula porque no lo podemos largar porque se escapa. Por la noche duerme tranquilo con nosotros y por la mañana lo volvemos a encerrar porque nosotros estamos andando y no nos podemos descuidar porque sino se escapa y no lo vemos más”, dijo el padre al periodista salteño Brian Salazar, responsable de la difusión de las imágenes en Facebook.


 

La familia cobra una pensión de discapacidad por su hijo y ha recibido  material de construcción para ampliar su vivienda de adobe, sin embargo, no saben qué hacer para ayudarle, tampoco han conseguido que reciba atención médica especializada a domicilio.

Por su parte el alcalde del municipio, Moisés Valderrama, asegura que nunca vio al menor entre barrotes durante sus visitas a la comunidad, en la que residen unas 50 familias “Siempre lo vi normal, pero puede que lo tuvieran así por la agresividad o porque se les fue al monte”, dijo.

La versión del Gobierno provincial es similar. “El chico tiene una severa deficiencia mental y necesita un tratamiento especial que se da en la provincia de Salta. Pero el padre y la comunidad no accedían al traslado”, detalló el Ministerio de Primera Infancia salteño.

Según el periódico español El País, cada tres de cada diez habitantes de Argentina es pobre y en el norte, la cifra asciende al 44% y la situación se agrava aún más entre las comunidades indígenas.

Luego de que se diera a conocer el caso de Álvaro, el joven fue trasladado este lunes en un avión al hospital materno-infantil de Salta y será atendido por neurólogos y otros especialistas, pero garantizar su atención.

En tanto, las autoridades descartan retirar a los padres la custodia del menor y aseguran que la intención de los padres era protegerlo.