lunes, julio 22, 2024
AsiaNoticias Destacadas

Mueren más de 200 personas por inundaciones en el sur de Asia (+ Vídeo)

La cifra de muertos en las inundaciones y deslaves que han devastado zonas del norte de India, el sur de Nepal y Bangladesh en los últimos días, subió este martes a 218 personas, con millones de personas desplazadas de sus hogares.

En Nepal, la cifra de víctimas fatales subió a 115 y había 38 personas desaparecidas ante más inundaciones repentinas y deslaves. Rescatistas dijeron que 26 de los 75 distritos que conforman Nepal estaban sumergidos o habían sufrido deslaves tras los aguaceros en la nación del Himalaya.

«Ahora nos concentraremos más en el rescate de los atrapados por las inundaciones y en la distribución de ayuda. Las personas no tienen para comer, no tienen ropa. Por lo tanto, tenemos que proveerles algo para comer y salvar sus vidas», dijo el portavoz de la policía nepalí, Pushkar Karki.

Las inundaciones en el norte de Bangladés causaron la muerte de al menos 39 personas en los últimos días y afectaron a más de 500.000, muchas de las cuales huían de sus casas para refugiarse en campamentos, señalaron autoridades.

La situación podría empeorar a medida que el agua de las fuertes lluvias en zonas de la vecina India corren río abajo hacia el país densamente poblado y ubicado en terreno a bajo nivel, agregaron.

En India, equipos de ayuda en desastres aportaron transporte aéreo para ayudar en el rescate y los trabajos de asistencia en el estado norteño de Bihar, dijo el Gobierno. Medios reportaron unos 6 millones de personas afectadas y al menos 56 muertos.

Unas 2 millones de personas han sido evacuadas, informó el Gobierno. Las inundaciones también dejaron al menos 15 muertos en los últimos dos días en el estado de Assam, en el noreste del país.

El servicio meteorológico de India prevé más lluvias intensas para el miércoles. La temporada de monzones, que va de junio a septiembre, brinda sustento cada año a los agricultores de amplias zonas rurales de India, Nepal y Bangladés, pero también provoca muertes y daños en infraestructura.