lunes, julio 22, 2024
Viajes

Malta

Hoy somos nosotros que desembarcamos en la preciosa isla de Malta llegados desde España, pero el primer maltés probablemente vino de Italia. En la encrucijada del Mediterráneo, los navegantes llegaron a Malta por los cuatro puntos cardinales y encontraron un mundo sorprendente. Los orígenes de la población de Malta son sabidos más allá de la leyenda. Los primeros asentamientos conocidos datan del año 5500 a.C., cuando habitantes de la actual Sicilia decidieron cruzar el estrecho que separa ambas islas con sencillas canoas.

Después de recorrer la isla de Ibiza en coche de alquiler, volamos desde España hacia otra isla del Mediterráneo. Acompáñanos en nuestra primera visita a Malta y déjate seducir por la belleza de La Valeta.

El Museo Nacional de Arqueología de La Valeta

El Museo Nacional de Arqueología de La Valeta es un lugar de visita obligada para aquellos que desean conocer la historia antigua de Malta. Este museo se encuentra en el antiguo Auberge de Provence, que solía ser la residencia de los Caballeros de la Orden de San Juan.

Malta

En el museo, se puede observar el comedor original de los monjes y se puede apreciar cómo era la vida en la época medieval. Además, hay una planta entera dedicada a la prehistoria maltesa, donde se encuentra la mejor colección de objetos que ayudan a entender la vida de la época.

Uno de los momentos más destacados del museo es la exposición de herramientas y armas del Neolítico, como las puntas de flecha, los arpones y las herramientas agrícolas. Estos objetos fueron hallados en los múltiples yacimientos de Malta y se encuentran junto a algunas de las piezas más bellas de la arqueología isleña.

Entre estas piezas, destacan los altares megalíticos de Tarxien, que tienen decoraciones en bajo relieve. Estos altares son considerados de alto valor, ya que son una muestra de la habilidad y el talento de los antiguos habitantes de Malta. También hay una estatua monumental de una diosa de la fertilidad que se cree que pertenecía al mismo templo. Aunque le falta la cabeza, la estatua es una muestra impresionante del arte de la época.

Un paseo por el tiempo seducidos por su increíble arquitectura

Si eres un amante de la historia y la arqueología, Malta es un destino imprescindible para ti. En esta pequeña isla del Mediterráneo, encontrarás algunos de los yacimientos prehistóricos más importantes del mundo. En este artículo, te proponemos una ruta para que puedas explorar algunos de los lugares más destacados de la prehistoria maltesa.

Comenzaremos nuestra ruta en el extremo sureste de la isla, en Birzebugga, donde se encuentra la cueva de Ghar Dalam. Esta cueva es uno de los yacimientos más antiguos de Malta y se cree que fue habitada por primera vez hace más de 7.000 años. La cueva se puede visitar hasta los 50 metros de profundidad y cuenta con un museo que muestra algunos objetos prehistóricos. La exposición incluye vitrinas dedicadas a la paleontología, ya que los estratos inferiores de la cueva han aportado materiales de hasta 500.000 años de antigüedad. Es una experiencia única que te permitirá viajar en el tiempo y descubrir cómo era la vida en la isla hace miles de años.

Desde la cueva de Ghar Dalam, nos dirigiremos hacia el oeste para visitar el conjunto de Hagar Qim y Mnajdra. Ambos templos datan del año 3000 a.C. y tuvieron una gran actividad hasta su repentino abandono tras mil años de uso. Los templos se encuentran sobre acantilados a pocos metros del mar, rodeados de bosque y con una muralla común. Los grandes bloques de caliza de Hagar Qim están algo dañados por el paso del tiempo, aunque todavía muestran la compleja estructura de habitaciones para el culto. En su interior se han encontrado algunas de las figuras antropomórficas más interesantes de la isla. Los hallazgos de Mnajdra han hecho suponer a los expertos que el templo se dedicaba a rituales curativos.

Los templos de Tarxien

Después de visitar la cueva, te recomendamos dirigirte hacia el oeste hasta llegar al conjunto de Hagar Qim y Mnajdra, dos templos que datan del año 3000 a.C. y que fueron utilizados durante mil años antes de ser abandonados. Estos templos se encuentran en acantilados cerca del mar y rodeados de bosque, lo que los convierte en un lugar único y lleno de magia.

Si regresas a La Valeta, dos yacimientos imprescindibles se cruzarán en tu camino. El primero es el conjunto de los templos de Tarxien, compuesto por tres edificios religiosos alrededor de una plaza central pavimentada. Los templos son famosos por el detalle de sus esculturas, altares, murales decorados con dibujos en espiral y otros diseños, y se cree que eran de uso exclusivo para los sacerdotes, quienes podían prestar la voz a las divinidades expuestas ante los creyentes.

No dejes escapar la oportunidad de visitar el Museo Nacional de Arqueología de La Valeta, del que te hemos hablado más arriba. Situado en el antiguo Auberge de Provence, podrás encontrar en él, la mejor colección para entender la prehistoria maltesa. Además, en este museo podrás observar el comedor original de los monjes y algunas de las piezas más bellas de la arqueología isleña, como los altares megalíticos de Tarxien con decoraciones en bajo relieve y la estatua monumental de la diosa de la fertilidad del mismo templo.

Recuerda que las distancias en Malta no son demasiado grandes, lo que hace que sea fácil visitar todos estos lugares. Así que, si quieres conocer el pasado remoto de la isla, ¡no dudes en hacer una parada en estos impresionantes yacimientos arqueológicos! Regresamos a Ibiza a las puertas del verano, preparando nuevas rutas en coche por las islas del Mediterráneo.