La Corte Suprema se siente defraudada por la actitud de Santrich

La Corte Suprema se siente defraudada por la actitud de Santrich

El presidente de la Corte Suprema, magistrado Álvaro García,dijo: “Santrich, traicionó la confianza que se le dió”. El magistrado Álvaro García al referirse a la no comparecencia del exjefe guerrillero ante la Corte Suprema. A pesar de que era el momento para que respondiera por presuntos delitos de narcotráfico.

Ya la Corte ordenó su captura. Hasta los momentos, no hay duda alguna de que el caso debe seguir en marcha en la Corte Suprema y no la Jurisdicción de Paz (JEP).

El magistrado, Alvaro García, presidente de la Corte Suprema , se siente defraudado
El magistrado, Alvaro García, presidente de la Corte Suprema , se siente defraudado

La orden de captura fue inmediata para el exguerrillero

La decisión del alto tribunal fue ordenar la captura del exjefe  guerrillero, Jesús Santrich. En consecuencia, el magistrado explicó que el organismo procedió correctamente, se respetan los derechos fundamentales  del investigado y de las repercusiones en el proceso de paz. Muy a pesar de que el exguerrillero no se haya  presentado ante la audiencia de indagatoria por delitos de narcotráfico.

El magistrado considera que una persona que no cumple los compromisos adquiridos para acelerar el proceso de paz en el país, esta acabando con el mismo, no con el proceso. “El país tiene que aprender que una sola persona que se comporte de una manera inadecuada o que no le guste a los demás, no puede dañar el país. Eso pasa en la justicia. Si un solo juez se comporta mal, no podemos decir que la justicia se acabó”, explicó el presidente de la Corte.

La historia de este caso cambio de curso

A partir del 30 de Junio, la Unidad Nacional de Protección (UNP) señaló que Santrich ya no se encontraba en el Espacio Territorial de Tierra Grata, en el municipio de La Paz (César). Ni siquiera sus abogados sabían donde estaba. Por lo tanto, ya se sospechaba que no se presentaría ante la justicia. No cumpliría con la cita de su indagatoria. Así es como, el alto tribunal emitió la orden de captura para que compareciera por los delitos de concierto para delinquir agravado y fabricación, tráfico o porte de estupefacientes.

“Nos duele que después de haber dicho tantas veces que iba a comparecer, no este presente en una diligencia que además era importante para él, si tenemos en cuente que la diligencia es un medio de defensa del mismo sindicado”, agregó el presidente del alto Tribunal. Así mismo, opinó que Santrich debió aprovechar la ocasión para explicarle al país, a su partido político y a todos los interesados en el tema, cuál es su situación, frente a las causa que se le sindican”.

Los procedimientos han sido los correctos

La Corte Suprema de Justicia actuó correctamente, con toda la cautela que tiene, respetando los derechos fundamentales. A cualquier persona sindicada o indiciada de un hecho tienen que respetarsele sus derechos y así se hizo. Lo que pasa es que, de pronto, si hubo un abuso de parte de él haciendole creer a la Corte que vendría (…) se traicionó esa confianza que se le dió”, agregó el magistrado.

De esta forma, el caso en su contra continuará en la Corte Suprema, el indiciado con orden de captura. Además, el alto tribunal le toca definir si Santrich participó en presuntos actos de narcotrafico después de la Firma del Acuerdo de Paz. En abril de 2018, fue capturado con fines de extradición hacia los Estados Unidos. Acusado de conspirar para enviar droga a dicho país. Así es como estuvo detenido en la cárcel La Picota hasta mayo del 2019. Con la consideración de La JEP que le ofreciólibertad y la garantía de no extradición.

No obstante, su libertad duró minutos, ya que lo esperaban agentes del CTI y lo volvieron a capturar. Por supuesto, los agentes aseguraron tener pruebas en su contra. El detenido fue trasladado al búnker de la Fiscalía. Aún así, la Corte Suprema ordenó su liberación por gozar de fuero congresista. Así argumentó que el caso era de su competencia y que le correspondía la investigación. La Corte Constitucional acaba de concluir que la JEP no debe entrar en esta investigación.