Con videos identificarán a homicidas en el caso Rey David

Los expertos del Cicpc analizan los videos grabados por cámaras de seguridad ubicadas entre la 4a transversal y la avenida Alfredo Jhan en Los Palos Grandes, el domingo en la tarde, cuando uno de los dos delincuentes que se desplazaban en una moto Empire morada, mató de dos tiros a Renny Xavier Teixeira Rodriguez, de 25 años de edad, hijo menor del dueño del restaurante y bodegón Rey David, ubicado en ese sector.

Al parecer la moto estaba detenida en la esquina y sus ocupantes vieron cuando Teixeira Rodrigues, sin escoltas, entró al área donde exhibían cestas navideñas, se sentó e intentó hacer una llamada, indicó una persona que en ese momento llegaba a la zona.

La testigo dijo que el parrillero de la moto, que vestía camisa blanca, entró por la misma puerta por donde lo hizo el hijo del dueño de Rey David y se acercó a la víctima. Al parecer Teixeira Rodrigues se habría negado a entregar el celular y hubo un forcejeo. El hombre le disparó en cuello y tórax, heridas que le causaron la muerte antes de ser ingresado a la clínica El Ávila en Altamira.

El homicida salió del sitio, se guardó el revólver calibre 38 en la pretina del pantalón y caminó hasta donde le esperaba la moto para huir por la avenida Alfredo Jhan.

Renny Teixeira vivía en Miami y se desempeñaba como vicepresidente en King David Delicatesses Business Specialist. Era filántropo y un entusiasta del fitness. Constantemente viajaba a Caracas y se presume que vino a pasar las festividades navideñas con su familia.

“Es terrible”. Mailin de Bastiansen, vecina del negocio, propiedad de Anaclete Teixeira de Freitas, relató que el domingo a las 5:15 pm escuchó los disparos y bajó de su apartamento para saber qué había ocurrido. El vigilante de Rey David le explicó que habían herido a un hijo del dueño del establecimiento para robarle el celular y que al parecer se habría negado a entregarlo.

“Es terrible lo que está pasando”, indicó. Agregó que necesitan que el municipio instale cámaras de seguridad. En una oportunidad ella fue testigo de un secuestro de una persona que se llevaron en un auto blanco.

“Maduro, no queremos más muertos. Tenemos un presidente que no se ocupa del país. Esto es una desgracia. Maduro, ponte pilas”, expresó.

La vecina aprovechó para solicitar que incrementen el número de policías e instalen cámaras de seguridad.

Un cliente y conocido del dueño del negocio, que se enteró de lo ocurrido, llegó al sitio y manifestó que debido a la inseguridad tenía unos dos años sin ir a ese establecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *