Sórdido: Las ciencias ocultas negocian cadáveres con funerarias.

Las ciencias ocultas negocian cadáveres con funerarias.

Las detenciones de los sospechosos fueron efectuadas

San Juan de los Morros.- Tras el hallazgo de una fosa común en un camposanto en la zona de Maracay. Allí se encontraban 18 osamentas sin identificación ni rastro. El CICPC llega a diversas conclusiones.

Los investigadores del Cuerpo Técnico rastrean pistas que los llevan a un presunto comercio  entre  personas practicantes de brujería, santería y ocultismo y las funerarias para la compra ilegal de cuerpos

Ya este asunto había sido tratado por EL Tubazo DigitalInformó de seis funerarias de los Estados Aragua y Cojedes, además de Caracas. Su  movimiento fraudulento era el de cobrar cremaciones que no efectuaban y luego le entregaban a los dolientes falsas cenizas.

Sin respeto a los muertos

De esta forma se ha extendido el comercio de cadáveres entre brujos, santeros y otros dedicados a estas “artes”. Por el estado de los cuerpos  se deduce que en el cementerio La Primavera del Maracay esta ocurriendo lo narrado.

En forma sórdida,  esta gente practicante de la santería y la brujería buscan especificamente algunas partes del cuerpo, como la cabeza para hacer sus rituales. Mientras que los dolientes recibían cenizas de animales cremados en hornos particulares.

Según el comisario Jhony Salazar, subdirector de la policía cientifíca,  descubren que la mayoría  son de muerte natural.

Investigan  a santeros, brujos, funerarias y personal del cementerio

Al no ser descartada la hipotesis de estas macabras practicas rituales se continuan con las detenciones de personas pertenecientes a las funerarias y al cementerio.

Es así como se encuentran detenidos Roger Alberto Ferrer (26), Alejandro Carlos Olmedo (58) y Ernesto Laya Ortega (43). Ernesto Laya era el gerente de cremación de la funeraria Kermer, en Cojedes.

Según, todo comienza cuando los hornos de cremación presentan problemas en Maracay. Envian los cuerpos al estado Cojedes para que finalmente sean cremados. No obstante, los cuerpos terminaron en una fosa común en el cementerio de Maracay. Lo más increíble de esta situación es que este cementerio esta cerrado desde hace tres años, por lo que presumen que las autoridades y trabajadores de este lugar tienen complicidad en el asunto.

Declaraciones realizadas por el CICPC

Piden aclaratoria y esperan

Muchos de los familiares que velaron y cremaron a sus familiares en estas funerarias piden que aclaren el asunto. Esperan los resultados de los estudios de antropología y odontología forense para determinar si los restos que les entregaron fueron  los de sus familiares.