Denuncian paralización de trasplante de órganos de donante fallecido

La Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV), que estuvo al frente de la procura de injertos hasta mayo de 2014, manifiesta preocupación por la crisis sanitaria y denuncia la paralización total de los trasplantes procedentes de donantes fallecidos y la dificultad que enfrenta la red sanitaria para realizar los trasplantes con donante vivo.
Este marte la ONTV emitió un comunicado para denunciar la situación que califica de “extrema urgencia”.

“Exhortamos a las autoridades del Ejecutivo Nacional, así como a todos los entes gubernamentales involucrados, a aplicar de manera urgente las medidas necesarias para restablecer la actividad”.

Luego de asistir a sus respectivos centros de trasplante, la ONTV asegura que las personas en lista de espera confirmaron la paralización del Sistema de Donación y Trasplante. Se trata de un escenario desencadenado por el deterioro de la infraestructura de los hospitales facultados para ese tipo de procedimientos y por la carencia de medicamentos prioritarios, incluidos los inmunosupresores, cuyas interrupciones, ausencias y cambios no consultados se han agudizado, colocando en peligro la sobrevida del injerto y en algunos casos la vida de los pacientes.

La situación recrudece pese a las medidas tomadas por el Ejecutivo en 2014, cuando se aprobó la creación de la Fundación Venezolana de Donaciones y Trasplantes de Órganos, Tejido y Células (Fundavene) con la intención de responder a la demanda de la población.

En el país falla también el suministro de los insumos necesarios para la realización de los trasplantes. Al desabastecimiento de material descartable, se le adhiere el déficit de talento humano especializado, un problema que se complica con el éxodo de médicos.

“Estamos conscientes y muy preocupados por el impacto que estas gravísimas situaciones producen en los pacientes que requieren trasplante, así como en sus familias. Ellos son víctimas de los más terribles sentimientos de desesperanza, angustia e incertidumbre. Además esta situación les genera complicaciones médicas, afectando su calidad de vida, y muy importante, sus vidas”, agregó la ONTV.

 

Denuncian escasez total de medicamentos esenciales contra el cáncer y exigen el cumplimiento del derecho humano básico a la salud, expresado en la Constitución.

“Esperamos el cambio de esta situación, para que las personas en lista recuperen sus esperanzas. Por lo que ponemos a disposición la experiencia técnica de esta institución, con el objeto de activar una red de ayuda y solidaridad para conseguir soluciones concretas”.

En 2016, según el Ministerio de Salud, el Programa de Donación y Trasplante de Órganos benefició a 204 personas.