Abuelo murió en la cola para cobrar la pensión

Un abuelo identificado como Arturo Martínez, de 68 años, murió este lunes tras sufrir un infarto mientras esperaba su turno en un banco de Maracaibo, estado Zulia, para cobrar su pensión.

Desde las 3 de la mañana Martínez había estado a las afueras de la oficina del banco Bicentenario, ubicada en el Centro Comercial Costa Verde, esperando para cobrar.

A pesar de estar en la espera desde muy temprano, no había desayunado, solo se había tomado una pastilla para un dolor que presentaba en el pecho, el cual asociaba a un malestar gripal. Por la incomodidad decidió sentarse en el piso y tras un tiempo en el suelo empezó a retorcerse de dolor y fue ahí cuando sufrió el infarto. Las operaciones de la oficina financiera se paralizaron durante dos horas tras el hecho.

Se sentía muy mal, pidió que le consiguieran una pastilla. Le dieron acetaminofén y al rato el señor se desplomó”, contó Alba Montilla, quien estaba cuidando del señor.

Entre gritos de auxilio, llevaron a Martínez a la parte interna del banco donde perdió la vida al cabo de pocos minutos.

El cuerpo fue retirado por un vehículo del Centro de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas y trasladado a la morgue de Maracaibo.

Cabe acotar que este mismo lunes, varias personas se desmayaron por el fuerte calor y la presión que se vive entre multitud de gente que espera lograr el cobro de su pensión.

Las penurias que vivió este hombre de 69 años en su último día de vida es una realidad constante para los aproximadamente cinco millones de venezolanos mayores de 55 años que dependen de las pensiones que les otorga el gobierno de Venezuela.