Expresidente guatemalteco ira a juicio por corrupto

El expresidente de Guatemala, Otto Pérez, ya ha cumplido mas de dos años en prisión y ahora le corresponde ir a juicio bajo cargos de liderar un fraude multimillonario en las aduanas, según determinó este viernes un juez penal en un esperado fallo. En el mismo lo acompañara su exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

El juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo de la causa, indicó el fallo tras una larga audiencia de tres días, anunciando que  era probable la participación de ambos en los delitos de defraudación aduanera, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito, presentadas por la fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU y agregó que la estructura delictiva en que supuestamente participaban habría recibido sobornos millonarios.

En abril de 2015 fue revelado  por la fiscalía y la Cicig, el caso conocido como “La Línea”, una vez capturados empresarios y altos funcionarios de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el ente recaudador de impuestos. Seguidamente, la investigación alcanzó a Pérez y Baldetti, lo que se convirtió en una crisis política con masivas protestas de indignación en las calles, que terminaron provocando en la renuncia del mandatario.

Por medio de un comunicado, la CICIG dijo que en su investigación presentó evidencias:

La manera de operar de la estructura en las diferentes aduanas del país, funciones de la organización criminal, manera en que subvaloraban la mercadería que ingresaba y porcentajes de los sobornos que le correspondían a los integrantes de la organización”.

De los 30 acusados en el caso “La Línea”, 28 enfrentarán juicio y dos más fueron liberados provisionalmente mientras se investiga su participación. Aun así el juez no descartó la posibilidad de que haya más personas involucradas en el caso y ordenó a la fiscalía continuar profundizando en las investigaciones .

Hasta ahora Pérez y Baldetti han negado los cargos y responsabilizan a la fiscal general Thelma Aldana y al jefe de la CICIG, Iván Velásquez, de “inventar” un caso sin pruebas contra ambos.

Evidentemente lo que necesitamos es fortalecer el sistema judicial a nivel de jueces para conocer todos los casos de alto impacto de corrupción que el país necesita para sanear todas esas estructuras”, dijo Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana.